Analizando la doctrina de “la extra milla”

Analizando la doctrina de “la extra milla”

Entre los cristianos evangélicos, pastores, líderes y creyentes en general la expresión “ir la extra milla” es muy conocida. La usamos en la mayoría de los casos para motivar a las personas a hacer más, trabajar más, ofrecer más y sacrificar más para Dios. Sin embargo, quiero destacar el contexto bíblico de donde tomamos esta expresión para un mejor entendimiento de esta frase.

Cuando Jesús enseñaba a sus discípulos el famoso sermón del Monte, les comenzó a hablar acerca de la importancia de la conducta cristiana y de las relaciones interpersonales. En ese contexto el Señor dijo:

Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. (S. Mateo 5:38-41 RVR60)

Primero debemos aclarar que literalmente la expresión “extra milla” no aparece en la biblia, más bien la idea es tomada desde la expresión “ve con él dos”.

Segundo, que si tomamos en cuenta el tema que Jesús está hablando, tenemos que llegar a la conclusión, que la “extra milla” tiene que ver más con una disposición mansa del creyente hacia quienes lo ofenden. “Ir la extra milla” es la actitud pacificadora que debemos exhibir los cristianos en el contexto de nuestras relaciones. Y en ese sentido, callar sin defenderse, ceder nuestros derechos y no pagar mal por mal, es una tarea difícil, porque nuestra tendencia es hacer todo lo contrario de lo que el Señor nos pide.

Por lo tanto, “ir la extra milla” antes que cualquier otra cosa, debe ser la milla del amor, de la paciencia, la mansedumbre, la humildad y la misericordia que ofrecemos a quienes nos ofenden. Es la milla que caminamos en nuestras relaciones.

Categories: Caracter cristiano

Acerca del Autor

Gerson Morey

Gerson Morey es fundador y editor principal de El Teclado de Gerson. El año 2013 y 2014 el blog fue reconocido por Premios Águila como el mejor blog cristiano. Asimismo colabora como consejero familiar en el Programa Radial "En familia" para la Nueva 88.3 y para CVC La voz radio. Sus artículos son publicados por diferentes sitios de contenido cristiano en internet y colabora como columnista en periódicos cristianos. Pastorea la Iglesia Cristiana Día de Adoración en la ciudad de Davie en el Sur de la Florida. Está casado con Aidee Morey y juntos tienen tres hijos, Christopher, Denilson y Johanan. Viven en la ciudad de Pembroke Pines.

Comentarios

  1. Addy Marimon
    Addy Marimon 27 enero, 2014, 09:15
  2. Anónimo
    Anónimo 4 febrero, 2014, 09:47
  3. OMAR
    OMAR 8 febrero, 2014, 19:56

    estoy nuevo en el cristianismo siempre lo tuve como algo lejano y que no necesitaba, pero ahora veo que sin el Señor soy como hoja que arrebata el viento, estoy extremadamente agradecido con el Señor por todo las maravillas que ha hecho últimamente en mi vida, pero que difícil es este tema de perdonar a nuestros enemigos y las personas que continuamente nos hacen daño, pero si estamos en el señor es necesario dejarnos moldear hasta ser semejantes a nuestro Señor Jesucristo. Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y a tu prójimo como a ti mismo. saludos desde Colombia.

    Responde a este comentario

Deja un comentario